top of page
  • Foto del escritorDigital Channel Punto Tv

Seremi Salud dejó con prohibición de funcionamiento a local de sushi

Restorán fue fiscalizado en marco de investigación por intoxicaciones asociadas al consumo de alimentos.


Graves deficiencias en las prácticas de elaboración de alimentos -que significan un riesgo para la salud de sus clientes- detectaron funcionarios de la Seremi de Salud durante una fiscalización al local “Crazy sushi”, ubicado en el sector norte de Antofagasta.

Este fin de semana, en el marco de una investigación por un brote de Enfermedad Transmitida por Alimentos (ETA) que afectó a dos personas en la capital regional –una de las cuales se mantiene hospitalizada-, funcionarios de la Unidad de Alimentos de la Seremi llegaron hasta el restorán “Tokio Sushi”, ubicado en el pasaje Morro de Arica N° 8.483.

“No obstante, al llegar nuestros fiscalizadores se encontraron con que el local estaba cerrado de forma permanente desde el inicio de la pandemia. Al llamar al teléfono que publicita el cartel del local, señalaron encontrarse en nueva dirección: Avenida Arturo Pérez Canto N° 487, ahora llamado Crazy sushi”, explicó la jefa del Departamento de Acción Sanitaria de la Seremi de Salud, Leonor Castillo.


DEFICIENCIAS

Una vez en el lugar, los fiscalizadores constataron una serie de deficiencias asociadas a malas prácticas en la elaboración de alimentos.

Entre éstas, se encontraron alimentos preparados dentro de dos ollas sin tapa dispuestas en el suelo, elaboración en el piso (una trabajadora se encontraba revolviendo el arroz dispuesto en el suelo), así como pollo crudo y croquetas de arroz relleno de pollo crudo en caja plástica sin tapa dispuestas directamente en suelo y a temperatura ambiente.

“Además, había alimentos elaborados a temperatura ambiente y otros en refrigeradores, pero sin fecha de vencimiento ni identificación. Mesas de preparación y utensilios eléctricos con grasa adherida, el piso muy resbaloso por la grasa y el aceite en el cual fríen los sushis presentaba color negro por el uso reiterado sin el correspondiente recambio”, detalló Castillo.

Por todas estas deficiencias –y otras asociadas a las condiciones de trabajo para las ocho personas que allí laboran- es que se inició un sumario sanitario con prohibición de funcionamiento a “Crazy sushi”.

Los propietarios del local podrán hacer sus descargos durante el proceso sumarial y volver a abrir su negocio una vez que la Autoridad Sanitaria verifique se subsanaron las deficiencias constatadas en la fiscalización.

Kommentare


bottom of page