top of page
  • Foto del escritorDigital Channel Punto Tv

Toma de muestras se concentró en sectores aledaños a Toconao y San Pedro de Atacama

En las zonas del Valle de Jere y Bosque Viejo –aledañas a la localidad de Toconao- y Río Grande en San Pedro de Atacama, se focalizó la labor de vigilancia epidemiológica para detectar la eventual presencia de los mosquitos Aedes aegypti y Anopheles pseudopunctipennis, transmisores de enfermedades como el Dengue y la Malaria, respectivamente.



Así lo informó la seremi de Salud, Jessica Bravo, quien detalló que “además de la labor de vigilancia y toma de muestras desarrollada durante los últimos días por profesionales de nuestra Unidad de Zoonosis y Vectores, también se entregó folletería con medidas preventivas e imágenes de los mosquitos –para facilitar su reconocimiento- a las juntas de vecinos de esos lugares”.


Hay que recordar que desde mayo de este año está vigente una alerta sanitaria en todo el territorio de las regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá, Antofagasta, Atacama, Coquimbo, Valparaíso y Metropolitana de Santiago, por la presencia o riesgo de introducción y dispersión del mosquito Aedes aegypti, y en todo el territorio de las regiones de Arica y Parinacota y de Tarapacá por la presencia de Anopheles pseudopunctipennis.


RIESGO

El Aedes aegypti es un mosquito que puede transmitir enfermedades como el Dengue, Zika, Chikungunya y Fiebre Amarilla entre otras, y en el caso del Anopheles pseudopunctipennis solo la Malaria.


“Es por ello que se decretó esta alerta sanitaria que permite reforzar la vigilancia epidemiológica en la zona y la intensificación de las medidas de control ambiental para reducir la población de mosquitos y prevenir la propagación de estas enfermedades que no están presentes en el país”, aseguró Bravo.


La alerta sanitaria permite reforzar recursos humanos, agilizar tiempos de trámites administrativos y otra serie de facultades extraordinarias que apoyan la respuesta a un evento vectorial como este.


PRECAUCIÓN

Si bien ninguno de estos vectores ha sido detectado en la región de Antofagasta, se mantiene una vigilancia activa en las comunas de Tocopilla, Antofagasta y estacional en Mejillones y Calama.


Fabiola Rivas, coordinadora de la Unidad de Zoonosis y Vectores de la Seremi de Salud de Antofagasta, explicó que la vigilancia consiste en la inspección de puntos estratégicos -ya sea en lugares con acumulación de agua o zonas donde se realiza la instalación de trampas- con la finalidad de encontrar al vector.


“Es importante tener en cuenta que este zancudo vector, necesita para su reproducción poner huevos en recipientes que tengan agua convirtiéndolos en criaderos. Es por esto que se hace un llamado a la comunidad para que colabore en la eliminación de potenciales criaderos de mosquitos en sus hogares y lugares de trabajo”, dijo Rivas.


Para esto –continuó- es importante “eliminar todos los recipientes que puedan acumular agua estancada, como neumáticos, estanques o contenedores de agua sin tapa, botellas, latas, floreros maceteros, piscinas sin mantención y limpieza entre otros”.

Comments


bottom of page